No tan grandes…

14 09 2009
Los cinco grandes complicados
Los cinco grandes complicados

Los tiempos cambian, de eso no hay dudas. Sin embargo, quién podría imaginar que los cinco equipos más grandes del fútbol argentino –Boca Juniors, River Plate, Independiente, Racing y San Lorenzo– tendrían un inicio de torneo tan malo como el que viven en este presente.

   Independiente cuenta con 6 puntos -2 partidos ganados y 2 perdidos- y viene de una derrota sobre la hora -44 minutos del segundo tiempo- con Estudiantes de La Plata, que de la mano de su capitán Juan Sebastián Verón se posiciona como uno de los escoltas del Apertura `09. El Rojo de Avellaneda deberá trabajar y mejorar bastante para no sufrir con el promedio.

   La historia de San Lorenzo no es muy diferente en cuanto a la cosecha de puntos, son 6 hasta el momento, producto de 1 triunfo y 3 empates. En el último encuentro empató 0-0 con Vélez en el estadio Amalfitani. Es un equipo con muchas  figuras, pero que todavía está en formación. Hasta aquí es el único invicto de los grandes del fútbol local.

   Boca Juniors, el anteúltimo campeón, apenas logró 5 puntos sobre 12 en juego. Viene de perder por 2-0 con el modesto Atlético de Tucumán, que es un conjunto recién ascendido. El técnico Alfio Basile todavía no le ha encontrado la vuelta a un equipo colmado de nombres importantes, que tendrán que plasmar en el campo de juego la chapa que poseen y tratar de encaminar al equipo xeneize.

  Por otro lado,  River Plate logró solamente 4 puntos. La situación por Nuñez ya se ha tornado preocupante y Néstor Gorosito, su actual técnico, se encuentra en la “cuerda floja” porque no puede torcer el difícil momento futbolístico que está esta atravesando el primer equipo de la institución. A favor de Gorosito, es necesario mencionar que el conjunto de Nuñez no cuenta con jugadores de jerarquía y sus figuras son futbolistas veteranos, como Ortega, Gallardo y Almeyda. El presente del equipo se traduce en la compleja situación económica y política que atraviesa el club.

   Por último, Racing sumó tan solo 3 puntos, producto de tres empates. Su rendimiento viene en caída, y su última actuación el pasado viernes frente a Gimnasia y Esgrima La Plata ha dejado más que preocupado a su técnico Caruso Lombardi. El conjunto de Avellaneda no presenta la misma solidez del torneo anterior y, si continúa de esta forma, no solo no podrá ingresar en la Libertadores, sino también se verá complicado con el promedio.

   Sin dudas este arranque no es nada auspicioso, igualmente falta mucho por delante y veremos si estos “grandes” logran hacerle honor al mote que se ganaron merecidamente en el pasado.

 

Por Ezequiel Osio