Una vida dedicada al hockey

7 10 2009
Sergio Vigil, actual entrenador de "Las Vikingas" en River

Sergio Vigil, actual entrenador de "Las Vikingas" en River

“Para mí ganar no es sólo levantar una copa, sino poder superarse cada día”, dijo Sergio Vigil en su llegada como coordinador general y entrenador de hockey al club River Plate. Laura Aladro, arquera del representativo millonario de hockey, apodado Las Vikingas, afirmó: “Sergio es uno de los mejores entrenadores que tuvimos, por su gran conocimiento, humildad y espíritu de grupo que nos brinda día tras día”.

Vigil, también conocido con el apodo de Cachito, es un jugador de hockey sobre césped retirado, que luego se convirtió en entrenador de dicho deporte. Se enamoró del hockey a los 9 años, en el club Ciudad de Buenos Aires. “Fue quizá por casualidad, porque en el mismo lugar donde jugábamos al fútbol, se hacía hockey y un día me di cuenta de que me llamaba más pegarle a la bocha que patear la número cinco”, reconoció el entrenador, quien nació el 11 de agosto de 1965 en la Capital Federal. A los once años descubrió que no sólo soñaba con jugar y llegar al seleccionado, sino que también tenía vocación de docente. “Yo iba a ver los partidos de los más grandes para aprender. En ese momento jugaban Marcelo Garrafo, Julio Jufré y Aldo Ayala, todos de la selección, a quienes yo admiraba. Y un día noté que le prestaba mucha más atención al entrenador que a ellos. Me fascinaba escuchar las indicaciones”, recordó Vigil con un poco de emoción en su cara. A los 15 integró por primera vez el Seleccionado Juvenil de Buenos Aires. A los 17 debutó en primera división. A los 18 se convirtió en campeón con su club y lo convocaron para integrar la Preselección Junior Argentina. A los 19 jugó su Primer Panamericano en Orlando y obtuvo la medalla dorada. A los 29, en agosto de 1985, jugó el Mundial en Vancouver (Canadá), donde logró la séptima ubicación. A los 31 concretó el gran sueño de su vida, que fue entrenar al seleccionado femenino de hockey sobre césped.

En 1997 fue nombrado entrenador de Las Leonas, el conjunto nacional de hockey femenino. El actual entrenador de Las Vikingas agregó: “El objetivo en ese momento era que la Argentina fuera un equipo top, que vaya a todos los torneos y juegue todas las semifinales. A partir del 2000 dije que la Argentina tenía que ser el campeón de la década y el equipo más ganador”. Después de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Vigil abandonó el seleccionado femenino, trasladándose al seleccionado masculino, como sucesor de Jorge Ruiz. En febrero de 2008 renunció al cargo de entrenador del conjunto nacional de hockey masculino. “La decisión fue anterior e independiente de si clasificábamos o no a los Juegos Olímpicos. La etapa que me tocó con los chicos fue especial. Esos 2 años fueron como 7 y fueron momentos de decisiones difíciles y en algún caso traumáticas que llevaron a un desgaste. Aprendí algo importante que es que hay entrenadores para determinados momentos de los seleccionados y yo creía que en pos del crecimiento del equipo, aunque me doliera, yo no debía estar pero el resto del cuerpo técnico sí. Ahora, los chicos ya explotaron, salieron terceros en el Champions Trophy y siento que se va a venir un gran momento para el hockey masculino”, explicó Cachito.

El preparador físico de la primera división de hockey en River, Adrián Coppari, definió la personalidad de su amigo Sergio Vigil: “Es un hombre al que le gustan los desafíos, pero no acepta el triunfo sino es en base a valores y al juego limpio. Su punto débil es cuando habla de sentimientos y gente querida, ya que se emociona”. El ex entrenador de las selecciones nacionales de hockey, siempre con su vestir deportivo, pelo corto, piel bronceada por la cama solar y voy fuerte, describió su teoría sobre si los equipos de mujeres son más complicados que los de varones: “Yo creo en la mujer y me parece que no es complicada sino compleja. Esto se debe a su naturaleza psicofísica y al bombardeo externo del medio hacia ella que le hace generar inseguridad. Cuando va a una discoteca se fija en los hombres pero también en las otras chicas para compararse y de acuerdo a eso tiene mayor o menor autoestima. Hay que darle a cada una su lugar para que descubra la belleza y la inteligencia que posee, y comprender que la mujer es ciclotímica por motivos fisiológicos, que necesita ser escuchada, y que ella espera que vos descubras lo que le pasa. Cuando aprenden a estar en un mundo donde se la valora y se la respeta, lo complejo pasa a ser un potencial increíble y así se arman grupos indestructibles”.

En su vida diaria tiene en cuenta que lo más importante son los valores y no se negocian. Seguramente fue uno de los mejores entrenadores que tuvo el seleccionado nacional femenino de hockey sobre césped, debido a la gran cantidad de logros que consiguió.

Un entrenador con trayectoria

Antes de tomar la conducción técnica de las Vikingas, Vigil logró diversos títulos como entrenador de Las Leonas: en 1999 campeón de los Juegos Panamericanos en Winnipeg, en 2000 medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney, en 2001 campeón Champion Trophy en Amsterdam, en 2002 campeón Mundial en Perth, en 2003 campeón de los Juegos Panamericanos en Santo Domingo, en 2004 medalla de bronce en los Juegos Olímpicos en Atenas y en el Champion Trophy en Argentina. Además consiguió otros títulos con el seleccionado nacional masculino de hockey: en 2006 campeón en los Juegos Odesur, en 2007 medalla de plata en Juegos Panamericanos en Río de Janeiro y campeón en el Champions Challenge Men de Antwerp – Boom.

Por Adrián García Rodríguez





Tapas en el recuerdo

3 09 2009
 
Las Leonas

Las Leonas

Nace una leyenda

Tapa histórica de la revista El Gráfico del día 3 de Octubre de 2ooo, edición n° 4226. Esta portada se eligió porque fue el nacimiento de Las Leonas. ¿Quién diría que el hockey femenino sobre césped se convertiría en uno de los deportes que más triunfos y alegrías le brindarían al pueblo argentino en esta última década?. En la foto aparecen las jugadoras Luciana Aymar, Ayelén Stepnik, Anabel Gambero y Mariela Antoniska, símbolos de aquél equipo que logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000.

Con Sergio Vigil como entrenador en un comienzo, Las Leonas lograrían una mística que se mantendría con el correr de los años hasta la actualidad. A partir  de ese torneo el equipo argentino consiguió estupendos logros que lo depositan en lo más alto del hockey mundial  junto a las grandes potencias como lo son Holanda y Australia.

Entre los títulos más importantes de Las Leonas se destacan tres Champions Trophy:  2001, 2008 y 2009. Tres podios olímpicos:  Medalla de Plata en Sidney 2000, Bronce en Atenas 2004 y Bronce en Beijing 2008. Además lograron el Campeonato Mundial en Perth en 2002 y  dos Juegos Panamericanos entre otros títulos.

Por otro lado cabe destacar  que Luciana Aymar,integrante del conjunto albiceleste, fue elegida la mejor jugadora del mundo en cinco oportunidades: 2001, 2004, 2005, 2007 y 2008  y que próximamente puede llegar a ser considerada como  la mejor jugadora de todos los tiempos. El Mundial del año que viene en Rosario  seguramente será la despedida de la talentosa jugadora argentina, que espera hacerlo de la mejor manera, en su casa y ante su gente. Todo está dado para que el conjunto que dirige actualmente Carlos Rategui vuelva a coronarse campeón del mundo tal como sucedió hace ocho años en Australia.

Talento, garra y juego son cualidades que distinguen a Las Leonas en cada presentación que hagan en cualquier parte del mundo, sea donde sea. Lo más probable es que con estos condimentos los resulatados continúen siendo positivos para este equipo plagado de éxitos. A caso ¿ Alguién lo duda ? 

                                                                                                                                                                Por Pablo Maycock