Argentina va al Mundial

15 10 2009
Se siente, se siente, Argentina estará presente en el Mundial

Se siente, se siente, Argentina estará presente en el Mundial

Argentina irá al Mundial. Sí, después de tanto sufrimiento y de tantas idas y venidas, se consiguió la tan ansiada clasificación a la Copa del Mundo del próximo año en Sudáfrica. El primer objetivo ya se cumplió, ahora falta quizás lo más importante, lo básico y lo elemental para ir a afrontar un mundial, que estará plagado de selecciones realmente competitivas: habrá que encontrar una identidad propia de juego, algo que hace tiempo se perdió.

La última fecha de las eliminatorias sudamericanas ofrecía un duelo bastante atractivo en los papeles entre Argentina y Uruguay, sabiendo que de ganar, cualquiera de los dos podría conseguir su pasaje a Sudáfrica, sin depender de lo que sucediera en Chile entre la selección que dirige Bielsa (ya clasificada) y Ecuador (con alguna chance), mientras que una derrota podía depositar en el repechaje o dejar afuera a uno de los dos equipos.

En cuanto al partido, fue más lucha y disputa por el balón que otra cosa. Argentina lo ganó únicamente por una jugada afortunada en la que el volante Mario Bolatti, tras un tiro libre y un revote en el área rival quedó solo para definir de cara al arco y no tuvo más que empujar la pelota para festejar el 1 a 0 final, pero no le sobró nada.

A pesar de que el conjunto argentino tuvo el control del balón en gran parte del partido y que detuvo el avance de los futbolistas uruguayos cada vez que se aproximaron al arco defendido por Sergio Romero, el equipo nacional no logró mostrar una mejoría en cuanto al juego asociado y a la creación de jugadas que permitan desequilibrar en el ataque y así producir ocasiones de gol. Uruguay recurrió a centros, al juego brusco y a remates desde afuera del área, pero se encontró con una defensa argentina sólida (si se compara con lo que venía demostrando) que le impidió marcar.

En fin, Argentina estará en el campeonato mundial del próximo año, mientras que Uruguay deberá definir su clasificación en el repechaje frente a Costa Rica.

Ahora sí, se acabó el tiempo. Habrá que realizar una dura autocritica por parte de todos, desde dirigentes hasta el cuerpo técnico y jugadores. Seguramente que con esfuerzo, dialogo, compromiso y trabajo las cosas saldrán adelante y los resultados se conseguirán. Ojalá así suceda.

Por Pablo Maycock





La “Batalla” de Montevideo: Uruguay vs Argentina

13 10 2009

En este análisis sobre el partido entre Uruguay y Argentina inauguramos una nueva sección en 5 de Primera: Notas con Audio.

Duelo vital entre argentinos y charrúas

Duelo vital entre argentinos y charrúas

Por Maximiliano Espejo
 

 

 

 

 

 

 

 

 





Argentina-Perú, un encuentro vital para las chances mundialistas

9 10 2009
Un encuentro clave para los albicelestes

Un encuentro clave para los albicelestes

“Con la clasificación asegurada desde hace tiempo, Argentina jugará contra el seleccionado de Perú en el estadio Monumental de River para cumplir con las dos fechas restantes de Eliminatorias para el próximo Mundial”, aseguraban en este misma instancia de competencia  los titulares de los diarios nacionales  para el encuentro correspondiente a la penúltima fecha de la fase clasificatoria para las Copas del Mundo de Corea-Japón 2002 y Alemania 2006, respectivamente.

Sin  embargo, el panorama actual que vive el seleccionado argentino, que se encuentra quinto en la tabla para acceder a Sudáfrica 2010- en zona de repechaje- , ha determinado que este encuentro no será uno más, como los de  anteriores ocasiones. Argentina tendrá que salir al campo de juego de River a conseguir una victoria que le permita mantener intactas las chances mundialistas en el último partido ante Uruguay. 

Ausencia de una idea futbolística clara, debilidad en todas las líneas que conforman al equipo, jugadores que no rinden como lo hacen en sus clubes, continuas cambios de futbolistas en las convocatorias, peleas y polémicas entre el seleccionador argentino Diego Maradona y diferentes protagonistas, como por ejemplo, Sergio Batista y Humberto Grondona ( hijo del “Gran” Julio);  son algunas de las situaciones que han contribuido a este crítico presente que vive el conjunto local, situado en el quinto puesto de las Eliminatorias con 22 puntos.

A pesar de esos inconvenientes y salvo que ocurra una catástrofe futbolística, el “team” de Maradona no tendría que tener demasiadas complicaciones en superar a su rival peruano, ya que es el peor equipo de esta fase clasificatoria. Apenas tiene 10 puntos en la Tabla General. Aunque ya no tenga chances para clasificar al Mundial y no posea un nivel futbolístico que pueda llegar a complicar al equipo argentino, el conjunto dirigido por José “Chemo” Del Solar querrá salir a triunfar  para darle una pequeña alegría a su gente y, además, tendrá como incentivo extra la posibilidad de poder dejar afuera a Argentina de un Mundial, tal como lo hizo en 1969.

Con respeto, seriedad y tranquilidad,  Argentina debe conseguir los tres puntos y esperar una serie de resultados que permitan asegurar el repechaje. Para pensar en Uruguay, primero hay que focalizarse en Perú.  El equipo argentino debe ganar o ganar , sin meditar cómo se consigue la victoria, es decir, si se ha jugado bien  o mal. Después habrá tiempo para analizar esa cuestión. Lo que importa en este momento es poder llegar al Mundial, ya que si ese objetivo no se cumple, se estaría ante un verdadero papelón y fracaso deportivo.

A alentar a Argentina y esperar que las chances mundialistas no se terminen de esfumar y dilapidar.

 

Aclaración: Los resultados que deberián darse para que Argentia asegure el puesto de repechaje son:

-Victoria de Ecuador ante Uruguay

-Victoria de Paraguay ante Venezuela

-Victoria/Empate de Chile ante Colombia

 Por Maximiliano Espejo





La situación límite de Argentina

10 09 2009

 

Maradona y sus dirigidos obligados a cambiar este presente

Maradona y sus dirigidos, obligados a cambiar este crítico presente.

 

 

Fecha 16 de las Eliminatorias Sudamericanas para Sudáfrica 2010.  Seis partidos ganados -sólo uno de vistitante ante Venezuela-, cuatro empates y seis derrotas  – entre ellas, 1-3 ante Brasil y 1-6 ante la modesta Bolivia- , tres de ellas de manera consecutiva en los últimos encuentros. Veintidós puntos obtenidos de cuarenta y ocho, con  veinte goles a  favor y diecineuve en contra.  Estos números ubican a Argentina en el quinto lugar de la clasificación (zona de repechaje), con tres selecciones que la persiguen (Uruguay, Venezuela y Colombia) en una diferencia de solo dos puntos.

Si el equipo no sería una potencia y viniera en una franca levantada producto de un comienzo malo, el mérito de Argentina sería destacable .Sin embargo, esa sitaución no es la que viene al caso. Con jugadores que valen millones de euros y que colocan al país, además de su historia, como una potencia futbolística, el desempeño de Argentina en estas Elmimnatorias es realmente preocupante. Un conjunto de futbolistas  individualistas que no demuestran su potencial y que no se entienden entre ellos dentro del campo de juego, un técnico dubitativo que no define la forma de juego y no consolida a un conjunto base en la cancha, el cual presenta grietas en todas sus líneas: no defiende bien, no recupera ni distribuye la pelota en el medio y no genera situaciones de peligro; son algunas de las simples explicaciones que podrían evidenciar el presente actual del seleccionado nacional.

Quedan solamente dos partidos para tratar de torcer este presente. La respuesta está en manos del entrenador nacional, quien deberá meditar y realizar una profunda autocrítica sobre los hechos acontecidos. Una modesta recomendación podría  armar el  equipo, sin importar los nombres que lo compongan, imitando lo realizado por el conjunto brasileño. No hay tiempo para desperdiciar, la solución tiene que aparecer lo más rápido posible para que la selección argentina pueda mejorar y, en consecuencia, lograr la  clasificación a Sudáfrica. De lo contrario, el próximo Mundial se verá en el país como un espéctaculo más, sin la presencia albiceleste entre las 32 banderas que flamearán y serán representadas en suelo africano.

Por Maximiliano Espejo





Después de 12 años que se vuelva a repetir

9 09 2009

Video de You Tube que muestra la última victoria de Argentina en Asunción correspondiente a un partido por las Elminatorias para Francia ’98 , el cual se disputó el 6 de julio de 1997. El resultado fue 2-1. Los goles argentinos los marcaron Marcelo Gallardo y Juan Sebastán Verón. Descontó Roberto Acuña para el conjunto guaraní.





Se viene Paraguay

9 09 2009

  

Argentina ante un duelo clave

Argentina ante un duelo clave

La Selección Argentina de fútbol enfrentará esta noche a su par paraguayo, en un choque decisivo para ambos conjuntos. A pesar de que los guaraníes tienen un equipo muy duro y bien armado, en los últimos partidos no han conseguido buenos resultados, por lo que no llega en un momento óptimo. Necesita una victoria para poder llegar a Sudáfrica 2010. Aunque no esté en su punto más alto, este seleccionado ha sabido plasmar en el campo de juego los conceptos futbolísticos de su entrenador, Gerardo Martino, lo cual le ha permitido estar en las posiciones de vanguardia de la Eliminatoria Sudamericana.

Por el lado Argentino la cuestión es más compleja. Sus últimas actuaciones, en especial la del pasado sábado frente a Brasil han dejado más dudas que certezas. Diego Maradona, el técnico argentino, tendrá que poner manos a la obra para que la selección albiceleste logre un triunfo que le permita encaminarse en el tramo final clasificatorio al Mundial de Sudáfrica 2010. No hay mucho tiempo por delante, pero las necesidades apremian, por lo que es necesario conseguir sí o sí una victoria en suelo guaraní para que el sueño mundialista no se llene de nubarrones.

Paraguay solo ha perdido un partido en estas eliminatorias jugando como local (0-2 contra Chile). Los seis partidos restantes los ganó. Por su parte, Argentina tan solo ha triunfado en una ocasión en condición de visitante (2-0 frente a Venezuela). Los números, no son nada auspiciosos. Sin embargo, Argentina  tiene que revertir este dubitativo momento para que el anhelo de jugar el próximo Mundial no se frustre.

 

Por Ezequiel Osio





Sólo se puede pensar en clasificar…

6 09 2009

Esta vez no hay ninguna excusa para poner. No fue el cansancio. No fue la falta de tiempo de trabajo. No fue la altura de La Paz. No fue la supuesta frialdad de la cancha de River. Hay una sola verdad: Argentina perdió porque cometió errores que su rival supo aprovechar y facturar.
En ninguna de sus líneas el seleccionado de Maradona mostró orden, confianza y seguridad. La defensa sufrió cada vez que una pelota parada se dirigíó al arco de Andújar. No evidenció tranquilidad en ningún momento. Ottamendi y Domínguez no pudieron tener  la solidez que los ha caracterizado en Vélez. Las pocas veces que los atacaron, terminaron sufriendo.
El medio no supo ser el sostén adecuado entre los defensores y los delanteros. Salvo Verón, que corrió, luchó e intentó jugar, la actuación de los mediocampistas argentinos fue muy discreta. Mascherano no cortó ni distribuyó . Maxi Rodríguez siguió con un nivel muy lejano al que demostró en el Mundial de Alemania 2006. Si bien Dátolo generó algunas jugadas de desbordes y tiros desde afuera -uno terminó en gol-, en varios pasajes del encuento estuvo ausente en la faz ofensiva.
Los delanteros jamás se conectaron entre sí. Messi abusó de gambetas y le faltó buscar más a sus compañeros. Por el lado de Tévez, si bien corrió y metió, se notó nuevamente que no es un nueve de área que pueda cabecear y ganar una pelota de arriba. Por ende, el peligro que generó en la defensa de Brasil fue casi nulo. Los ingresos de AgÜero y Milito no cambiaron la cara del ataque argentino.
Brasil, por su parte, no mostó un juego deslumbrante y vistoso. Sin embargo, supo aprovehcar cada falencia que tuvo el equipo de Maradona. Es un equipo sólido. No deslumbra, pero es práctico. Con un confiable arquero, una defensa dura -con un poderío aéreo en las dos áreas que resulta temible- y una delantera que explota la máximo cada situación de gol que se le presenta, el conjunto brasileño ya está clasificado al certamen del próximo año en Sudáfrica.
Argentina deberá tomar la “calculadora” y pensar en cuántos   puntos  se necesitan para llegar al Mundial. La parada contra Paraguay resultará vital para esa aspiración. Aunque haya que sacrificar figuras para poner un equipo más combativo, renunciado al intento de juego bonito – a pesar de los grandes nombres, por ahora no ha aparecido-, el seleccionado argentino tiene que sacar sí o sí un buen resultado en Asunción. De lo contrario, niguna excusa servirá para tapar el fracaso que puede representar la ausencia de Argentina en la próxima Copa del Mundo. No hay excusas, la selección tiene que estar en Sudáfrica. Por eso, a clasificar como sea!!!!

Maximiliano Espejo