El mejor tenista argentino de todos los tiempos

7 09 2009
Guillermo Vilas

Guillermo Vilas

La tapa de la Revista El Gráfico anuncia el 30 de mayo de de 1989 el retiro del tenista argentino Guillermo Vilas, cuando perdió 6-1, 6-3 y 6-4 con el italiano Claudio Pistolesi, en Roland Garros. Con 62 títulos ganados, de los cuales 4 fueron Grand Slam en Roland Garros y U.S Open en 1977 y el Abierto de Australia en 1978 y 1979.

Vilas es el deportista que revolucionó y popularizó el tenis en Argentina, es  también el “hombre récord” de los equipos nacionales en la Copa Davis, donde disputó 81 partidos entre singles y dobles, ganó 57 y perdió 24, aunque no pudo alzarse con la ansiada Ensaladera de Plata.

Durante su prolífica carrera en el equipo argentino, Vilas ha protagonizado jornadas épicas, en su gran mayoría en el mítico Buenos Aires Lawn Tenis Club como escenario, donde cada vez que se presentaba había un lleno total.

En la actualidad, en la Argentina es difícil encontrar un tenista de las condiciones de Guillermo Vilas, sin embargo Juan Martín Del Potro esta logrando participaciones y torneos importantes, que lo posicionaron como número 6 del ranking mundial. Esperemos que consiga una gran cantidad de títulos, pero va a ser difícil reemplazar la figura del ídolo tenístico del siglo xx, que fue Guillermo Vilas.

Por Adrián García Rodríguez





Tapas históricas: la muerte de Monzón

6 09 2009

 3927La tapa de la Revista El Gráfico del 10 de enero de 1995 quedó en la memoria de los amantes y seguidores del boxeo argentino y mundial. El tema central de la publicación nº 3927 del Gráfico, fue el fallecimiento del boxeador Carlos Monzón, campeón mundial de peso mediano entre 1970 y 1977,  quien se había matado dos días atrás en un accidente automovilístico en la ruta provincial nº 11 de Santa Fe,  a la altura del paraje Los Cerrillos.

Monzón se encontraba cumpliendo la condena de 11 años de prisión -dictaminada en 1989- por haber asesinado a su esposa Alicia Muñiz  el 14 de febrero de 1988. En ese momento, debido a su buena conducta, gozaba de salidas transitorias y ,además, estaba a punto de obtener la libertad definitva. Cuando retornaba a la cárcel en donde estaba efectuando la sentencia que le había sido ordenada, un vuelco con su Renault 19 le quitó la vida a los 53 años.

El destino no le quiso dar una revancha personal a  este púgil argentino, quien será recordado  tanto por la potencia de sus golpes , como por los hechos extradeportivos de los cuales fue protagonista.

Maximiliano Espejo