Camisetas llamativas nº3

6 10 2009
Gimnasia "rayada"

Gimnasia "rayada"

Equipo: Gimasia y Esgrima La Plata

Año:2003

Marca: Puma

 

 

 

Huracán "azulado"

Huracán "azulado"

Equipo: Huracán

Año: 1992

Marca: Adidas

 

 

 

 

 

Racing "celestial"

Racing "celestial"

Equipo: Racing Club

Año: 1995

Marca: Adidas

 

 

 

 

 

 

Central "camisinha"

Central "camisinha"

Equipo: Rosario Central

Año: 2005

Marca: Puma

 

 

 

Argentina "excéntrica"
Argentina “excéntrica”

Equipo: Selección Argentina

 
Año:1990
 
Marca: Adidas
Anuncios




Sólo se puede pensar en clasificar…

6 09 2009

Esta vez no hay ninguna excusa para poner. No fue el cansancio. No fue la falta de tiempo de trabajo. No fue la altura de La Paz. No fue la supuesta frialdad de la cancha de River. Hay una sola verdad: Argentina perdió porque cometió errores que su rival supo aprovechar y facturar.
En ninguna de sus líneas el seleccionado de Maradona mostró orden, confianza y seguridad. La defensa sufrió cada vez que una pelota parada se dirigíó al arco de Andújar. No evidenció tranquilidad en ningún momento. Ottamendi y Domínguez no pudieron tener  la solidez que los ha caracterizado en Vélez. Las pocas veces que los atacaron, terminaron sufriendo.
El medio no supo ser el sostén adecuado entre los defensores y los delanteros. Salvo Verón, que corrió, luchó e intentó jugar, la actuación de los mediocampistas argentinos fue muy discreta. Mascherano no cortó ni distribuyó . Maxi Rodríguez siguió con un nivel muy lejano al que demostró en el Mundial de Alemania 2006. Si bien Dátolo generó algunas jugadas de desbordes y tiros desde afuera -uno terminó en gol-, en varios pasajes del encuento estuvo ausente en la faz ofensiva.
Los delanteros jamás se conectaron entre sí. Messi abusó de gambetas y le faltó buscar más a sus compañeros. Por el lado de Tévez, si bien corrió y metió, se notó nuevamente que no es un nueve de área que pueda cabecear y ganar una pelota de arriba. Por ende, el peligro que generó en la defensa de Brasil fue casi nulo. Los ingresos de AgÜero y Milito no cambiaron la cara del ataque argentino.
Brasil, por su parte, no mostó un juego deslumbrante y vistoso. Sin embargo, supo aprovehcar cada falencia que tuvo el equipo de Maradona. Es un equipo sólido. No deslumbra, pero es práctico. Con un confiable arquero, una defensa dura -con un poderío aéreo en las dos áreas que resulta temible- y una delantera que explota la máximo cada situación de gol que se le presenta, el conjunto brasileño ya está clasificado al certamen del próximo año en Sudáfrica.
Argentina deberá tomar la “calculadora” y pensar en cuántos   puntos  se necesitan para llegar al Mundial. La parada contra Paraguay resultará vital para esa aspiración. Aunque haya que sacrificar figuras para poner un equipo más combativo, renunciado al intento de juego bonito – a pesar de los grandes nombres, por ahora no ha aparecido-, el seleccionado argentino tiene que sacar sí o sí un buen resultado en Asunción. De lo contrario, niguna excusa servirá para tapar el fracaso que puede representar la ausencia de Argentina en la próxima Copa del Mundo. No hay excusas, la selección tiene que estar en Sudáfrica. Por eso, a clasificar como sea!!!!

Maximiliano Espejo





Clásico Argentina-Brasil

4 09 2009

 

¿Cómo saldrá el partido del próximo sábado entre Argentina y Brasil por las eliminatorias a Sudáfrica 2010?

Como primera encuesta del blog, queremos saber cómo imaginás que terminará el clásico sudamericano.