De tal palo…

19 09 2009

En esta oportunidad les presentamos una publicidad  que tiene como protagonista al hijo de los ex tenistas Andre Agassi y Steffi Graf. En la misma se puede observar como el niño mantiene un largo peloteo con el jugador estadounidense Taylor Dent, dando fuertes golpes con su raqueta y demostrando en cierto modo los genes tenísticos que heredó de sus padres.  Llegará?





El inolvidable Agassi

6 09 2009
Andre Agassi
Andre Agassi

 La historia de un grande  del tenis

Andre Agassi siempre se caracterizó por ser una persona muy introvertida, tanto dentro como fuera de la cancha. Desde adolescente desafió los aspectos conservadores del tenis moderno, que se jugaba con ciertas reglas amoldadas a los caballeros y damas de la alta clase social. Cansado de todo este protocolo y para demostrar de cierta forma que no sólo los “ricos” podían jugar tenis, el “Kid” de Las Vegas implantó una nueva moda en el deporte “blanco”. Rompió los esquemas vistiendo pantalones con tela vaquera de la marca Nike, acompañados de remeras fosforescentes, además de sujetar su larga melena rubia (la cual años más tarde haría desaparecer) con una cinta bicolor y de usar un aro en una de sus orejas.

Desde un comienzo, Agassi siempre causó diversas sensaciones en el público. Algunos lo veían como a un chico soberbio y mal educado al que no le importaba nada lo que decían de él (lo cual era cierto); mientras que otros simplemente admiraban el gran talento que poseía, acompañado del estilo de juego agresivo con el que se desenvolvía dentro de la cancha. Ese joven rebelde que cada vez que estaba frente un micrófono ironizaba ante las preguntas sobre si su comportamiento era o no el adecuado dentro de un court, (ya sea por protestas excesivas a los jueces, por la manera en que festejaba los puntos a los adversarios o por el uso de la indumentaria provocativa) fue quedando atrás debido a la madurez psicológica que adquirió con el paso del tiempo.

El niño que había nacido en la ciudad estadounidense de Las Vegas un 29 de abril de 1970, aprendió a jugar al tenis muy rápido. Su padre, Mike Agassi, un militar retirado de origen armenio, le inculcó la importancia del deporte desde muy pequeño. Al respecto señalaba: “Cuando nació, le coloqué una raqueta arriba de la cuna”. Además le hizo practicar fútbol, básquet y atletismo, pero sin duda el tenis fue el que mejor le sentó. “A los cuatro años ya era como Mozart frente al piano”, confesaba emocionado su papá, que obsesionado con que su hijo fuera deportista no le importó que el chico abandonara el colegio y se dedicara de lleno al tenis.

En cuanto a la carrera debutó profesionalmente en 1985, pero tuvo que esperar varios años para comenzar a destacarse en los grandes torneos. En 1992 ganó Wimbledon, su primer Grand Slam. En 1994 ganó el US Open y en 1995, tras lograr el Abierto de Australia, escaló al puesto número uno del ranking mundial. A esa altura sólo le faltaba la consagración en Roland Garros, el abierto francés que finalmente alcanzaría en 1999. De esta forma se convirtió en uno de los pocos jugadores de la historia en conseguir los cuatro torneos grandes del tenis mundial, además de haber ganado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. En total tiene acumulados 60 títulos en su carrera y  es dueño de un increíble record de 870 partidos ganados y sólo 474 perdidos.

En lo que refiere a su vida personal, está casado desde 2001 con la reconocida ex tenista Steffi Graff, con la cual tuvo dos hijos.

En 2006 y tras 21 años de actividad profesional, Agassi se despidió del tenis dejando una huella muy importante en la historia de este deporte, que seguramente, lo recordará por siempre.

                                                                                                                                                                      Por Pablo Maycock