Del Potro, el nuevo aspirante al reinado del tenis

18 09 2009

 

 

Ya transcurrieron algunos días desde la coronación de Juan Martín Del Potro en el Abierto de los Estados Unidos y la euforia y el exitismo van dando paso a la mente fría y al análisis. Luego de semejante triunfo y del nivel que viene mostrando el tenista argentino en los sucesivos torneos en los que participa, el mundo se pregunta si realmente Del Potro puede llegar a ser el número 1 del ranking ATP.

La situación actual del circuito lo muestra en el puesto 5, detrás de otros cuatro jugadores a los que le sobran pergaminos. Sin embargo, está claro que ya no hay ninguno que se vea como invencible. Roger Federer es el mejor jugador de la historia y faltan las palabras para describir su impresionante carrera. En contrapartida, el suizo ya tiene 28 años y todos le presentan batalla. En algún momento, su físico y su cabeza comenzarán a ceder. Rafael Nadal también es un fenómeno, pero su cuerpo ya le está pasando factura por su estilo de juego, completamente relacionado a la resistencia física. A sus 23 años, tiene tendinitis crónica en ambas rodillas y suma molestias en cada competencia que encara. Andy Murray y Novak Djokovic completan el firmamento del tenis mundial. Ambos son excelentes competidores, aunque todavía no pudieron imponerse demasiado en sus choques contra los dos primeros del ranking. Por ejemplo, cuando ambos alcanzaron sus respectivas primeras finales de Grand Slam, cayeron rendidos a los pies de Federer. Del Potro batió por primera vez al número 1 el lunes pasado, justamente en su primera oportunidad de alzarse con un torneo Major.

En lo que respecta a sus cualidades, el tandilense cuenta con todas las herramientas para dominar a la mayor parte de sus oponentes con firmeza. Su excelente saque, la potencia de su derecha, su impecable movilidad a pesar de su talla y su mentalidad sumamente ganadora lo convierten en un rival al que nadie quiere enfrentar. Además, recién tiene 20 años y mucho margen para mejorar aún más su servicio, su juego en la red y su presencia física. Todo dependerá de cómo siga evolucionando y de que mantenga la regularidad en su nivel de juego, como lo hacen sus cuatro principales contrincantes. Lo importante es que Juan Martín tiene técnica, fortaleza mental para sobreponerse a los momentos complicados y mucho hambre de gloria. El talento se puede ver en cientos de los tenistas que integran el circuito, pero los últimos dos factores no se compran, sino que son innatos de los ganadores.

Por lo pronto, Del Potro ya declaró que su próximo objetivo es llegar a encabezar el escalafón mundial y, hasta ahora, cada meta que se propuso, la consiguió. Como para darle vuelo a su ilusión y la de todos los argentinos.

 Por Pablo Gallardo

Anuncios