El semáforo del Top Race V6

18 10 2009
La 11º fecha de la categoría Top Race V6, que corrió en el autódromo de Termas de Río Hondo (Sgo. del Estero), dejó en el semáforo de 5 de Primera a los siguientes pilotos:
Semáforo verde

Semáforo verde

Mariano Altuna: el “monito” se quedó con una victoria impensada en Termas. Hasta la última vuelta, Altuna venía cómodo en el 3º lugar de la competición final, en la que también corrieron los pilotos de  la categoría Top Race Junior. Sin embargo, se pudo encontrar con el triunfo en los metros finales de la competencia, como consecuencia del toque entre los dos corredores -Silva y Spataro- que venían en las dos primeras ubicaciones. De esta manera, el  oriundo de Lobería se quedó con el  segundo éxito del año en TRV6.

 

Semáforo amarillo

Semáforo amarillo

Juan Manuel Silva: en una entretenida y vibrante competencia, Silva venía adjudicándose la final hasta la mitad del giro 29.  Sin embargo, faltando pocos metros para la bandera a cuadros,  Emiliano Spataro, quien venía en la 2º colocación, tocó al chaqueño y lo privó del triunfo en la 11º fecha del año.  Igualmente,  el “pato” quedó en el 2º puesto de la grilla final – había arribado 3º, pero se benefició con el recargo producto impuesto a Spataro por ese toque- y, además, quedó en la cima del Torneo de Primavera con 46 unidades.  (Ver Reglamento de Campeonato)

 

Semáforo rojo

Semáforo rojo

Norberto Fontana: el “gigante” de Arrecifes comenzó el fin de semana con una sonrisa, ya que había marcado la pole position. A pesar de haber quedado en el 2º lugar de la primera serie,  Fontana seguía con resultados positivos en Termas. En los primeros giros de la final había superado con una excelente maniobra a Spataro y se mantenía en la punta de la competencia.  Sin embargo, el la 10º vuelta se despistó y, en consecuencia, abandonó una carrera que lo tenía como protagonista.

 

Por Maximiliano Espejo

Anuncios




Reflexión sobre la farandulización del deporte

16 10 2009
Cristian Fabbiani, un referente de la farandulización del fútbol.

Cristian Fabbiani, un referente de la farandulización del fútbol.

El periodismo deportivo cada vez se ve más influenciado por los medios que se dedican a cubrir cuestiones superficiales y frívolas. Paulatinamente, el enfoque se transformó y se centra en la vida extradeportiva de los atletas.

      Ya no resulta extraño que los medios de comunicación prioricen el rating por sobre los contenidos. Es muy lógico, puesto que los diarios, las revistas, las radios y los canales de televisión también son empresas y tienen que subsistir.  A su vez, esta circunstancia originó que el periodismo deportivo comenzara a tomar en cuenta aspectos de los atletas que antes eran dejados de lado, ya que no formaban parte de su vida pública.

     Actualmente pueden encontrarse pocos programas o publicaciones en las que se analice el juego en sí mismo. Al parecer la técnica, la táctica, la estrategia y los resultados obtenidos con cada una de ellas importan cada vez menos. Hoy lo relevante son las declaraciones explosivas en las conferencias de prensa post partido, los supuestos malestares entre jugadores y las salidas nocturnas. De ello se desprende que cualquier persona que tenga cinco minutos de aire o un pequeño espacio en un medio gráfico opine sobre el deporte y, su vez, muchos periodistas deportivos analicen, festejen o critiquen los actos privados de los protagonistas.

     Está claro que la prensa deportiva se ve invadida por intereses y presiones que anteriormente no soportaba, pero también es cierto que ayuda a la farandulización del deporte. Ya no se puede responsabilizar a una sola de las partes, sino que tanto el periodismo deportivo como los medios que generalizadamente se denominaron “televisión basura” formaron un círculo vicioso en el que se alimentan unos a otros.

     De esta manera, las noticias sobre los deportistas famosos pueden aparecer en programas como “Intrusos en el espectáculo”, encabezados por Jorge Rial o “Los profesionales de siempre”, comandados por Viviana Canosa. Hay que replantearse si los deportistas ganaron popularidad por sus actuaciones dentro de las canchas y luego se entrometieron en su vida privada o viceversa. Es una pregunta que debe realizarse todo el periodismo y la respuesta debería estar basada en la ética profesional.

Por Pablo Gallardo





Un consejo: Moderación, respeto y tranquilidad

15 10 2009

Las declaraciones realizadas por el seleccionador argentino Diego Maradona , tras la victoria ante Uruguay por 1-0, han generado un fuerte impacto y repercusión en Argentina, principalmente en el ámbito periodístico, que fue atacado y desprestigiado por el ex astro futbolístico.

Es cierto y reconocido que en la vida existe gente que intenta hacer daño y vive de los fracasos y adversidades de los demás. Vulgarmente, son conocidos como los típicos “mala leche”. Sin embargo, también están presentes personas  con buenas intenciones y que critican de manera constructiva, buscando una solución o respuesta ante un determinado problema.

Desde que Maradona es el técnico, la selección argentina no ha podido jugar acorde a lo esperado por hinchas y fanáticos del fútbol. Tampoco lo había conseguido con el DT anterior, Alfio Basile.  Falta de idea de juego, continuos cambios de futbolistas, fragilidad defensiva,  jugadores en bajo nivel; han sido algunas de las críticas objetivas realizadas al equipo argentino.  Esos problemas están a la vista y el entrenador nacional debe asumirlos y buscar una rápida solución para cambiarlos.  En este caso, nadie está hablando de cuestiones extrafutbolísticas o personales: son objeciones  deportivas que se centran en explicar por qué juega mal el conjunto albiceleste.

“A los que no creyeron, con perdón de las damas, que la chupen y la sigan chupando”,  señaló un desubicado Maradona. A pesar de que no esté de acuerdo con lo que digan o no comparta una determinada opinión, esas palabras  no pueden salir de la boca de un técnico que está representando al fútbol argentino. Esa frase simboliza una falta de respeto total y , además,  las repercusiones afloran por todo el mundo y afectan la imagen del pueblo argentino.   Si tiene algún problema con alguien que ha mencionado cuestiones que exceden el análisis futbolístico y  que se ha entrometido en asuntos privados o extradeportivos- que no influyan en el juego- , se lo debe ignorar, contestar con altura o aclarar la situación en forma personal, no en público.

“El análisis va muy por dentro en este momento. Cada uno tiene que hacer el suyo. Pero los que todos queremos es una Argentina que nos haga divertir y no sufrir […], en este momento de euforia no hay que esconder las cosas debajo de la alfombra y por eso ahora hay que hacer una profunda autocrítica”, destacó el volante Juan Sebastián Verón, quien ha puesto en manifiesto que debe hacerse un examen pertinente a este momento futbolístico. Aunque hayamos clasificado a Sudáfrica -sin jugar bien, pero había que estar-, hay muchísimas cosas que ahora deben modificarse y mejorar para tener una buena actuación en la Copa del Mundo. Por eso, hay que ser reflexivos, mirar por dentro y sumar las opiniones que valgan la pena y sean constructivas.

Perfil bajo, tranquilidad, moderación, ignorar o aclarar los problemas personalmente y tomar las críticas razonables,  son algunos de los conceptos que deberá incorporar Maradona en su rol como DT nacional. De esa forma, las esperanzas y chances para el próximo Mundial seguirán vivas e intactas. De lo contrario, difícilmente se logrará  hacer un buen torneo y, en consecuencia, no se podrá  colmar de alegría  al pueblo argentino.

Por Maximiliano Espejo





Argentina va al Mundial

15 10 2009
Se siente, se siente, Argentina estará presente en el Mundial

Se siente, se siente, Argentina estará presente en el Mundial

Argentina irá al Mundial. Sí, después de tanto sufrimiento y de tantas idas y venidas, se consiguió la tan ansiada clasificación a la Copa del Mundo del próximo año en Sudáfrica. El primer objetivo ya se cumplió, ahora falta quizás lo más importante, lo básico y lo elemental para ir a afrontar un mundial, que estará plagado de selecciones realmente competitivas: habrá que encontrar una identidad propia de juego, algo que hace tiempo se perdió.

La última fecha de las eliminatorias sudamericanas ofrecía un duelo bastante atractivo en los papeles entre Argentina y Uruguay, sabiendo que de ganar, cualquiera de los dos podría conseguir su pasaje a Sudáfrica, sin depender de lo que sucediera en Chile entre la selección que dirige Bielsa (ya clasificada) y Ecuador (con alguna chance), mientras que una derrota podía depositar en el repechaje o dejar afuera a uno de los dos equipos.

En cuanto al partido, fue más lucha y disputa por el balón que otra cosa. Argentina lo ganó únicamente por una jugada afortunada en la que el volante Mario Bolatti, tras un tiro libre y un revote en el área rival quedó solo para definir de cara al arco y no tuvo más que empujar la pelota para festejar el 1 a 0 final, pero no le sobró nada.

A pesar de que el conjunto argentino tuvo el control del balón en gran parte del partido y que detuvo el avance de los futbolistas uruguayos cada vez que se aproximaron al arco defendido por Sergio Romero, el equipo nacional no logró mostrar una mejoría en cuanto al juego asociado y a la creación de jugadas que permitan desequilibrar en el ataque y así producir ocasiones de gol. Uruguay recurrió a centros, al juego brusco y a remates desde afuera del área, pero se encontró con una defensa argentina sólida (si se compara con lo que venía demostrando) que le impidió marcar.

En fin, Argentina estará en el campeonato mundial del próximo año, mientras que Uruguay deberá definir su clasificación en el repechaje frente a Costa Rica.

Ahora sí, se acabó el tiempo. Habrá que realizar una dura autocritica por parte de todos, desde dirigentes hasta el cuerpo técnico y jugadores. Seguramente que con esfuerzo, dialogo, compromiso y trabajo las cosas saldrán adelante y los resultados se conseguirán. Ojalá así suceda.

Por Pablo Maycock





Los medios y sus posturas políticas

14 10 2009
Dos canales que dan la información con puntos de vista diferente

Dos canales que dan la información con puntos de vista diferente

Para salir un poco del ámbito deportivo, se hizo un análisis de los medios de comunicación y  la manera en que brindan la información.

El Canal 7, el cual es estatal, en la gran mayoría de sus notas son a favor del gobierno actual. Por lo general, en sus noticias resaltan los índices positivos y los proyectos que está logrando el estado. En los reiterados comerciales de este medio se señalan las inversiones que se realizaron para el campo, la educación y la salud, con el fin de destacar una realidad que no se ve en la vida cotidiana. También tiene una especie de noticiero,  el cual comenta todo lo realizado por el Ministerio de Desarrollo Social.

La contraposición es Canal 13, Todo Noticias y el diario Clarín, los cuales plantean un visión totalmente diferente a la del anterior medio de comunicación. Sus notas se enfocan en todo lo negativo del gobierno, por ejemplo critican los índices del Centro Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), el enriquecimiento ilícito de los funcionarios y sus investigaciones siempre son sobre la pobreza y cómo vive la gente en las villas. Además, hace pocos días en los comerciales de estos canales hay un spot publicitario que dice: “Nosotros te mostramos la realidad, no la tapamos”.

Los canales de televisión expresan sus ideologías políticas para obtener una mayor cantidad de audiencia y un beneficio económico para sus dueños. Son capaces de manipular las noticias, magnificarlas y ,si es necesario, mentir para generar mayor importancia a la nota. Cada uno trata de beneficiarse, pero todos deberían contar la realidad por más dura que sea. La verdad es una sola y ningún medio la debe cambiar, sino contarla con un punto de vista objetivo sin importar la ideología política y el beneficio económico.

Por Adrián García Rodríguez





La “Batalla” de Montevideo: Uruguay vs Argentina

13 10 2009

En este análisis sobre el partido entre Uruguay y Argentina inauguramos una nueva sección en 5 de Primera: Notas con Audio.

Duelo vital entre argentinos y charrúas

Duelo vital entre argentinos y charrúas

Por Maximiliano Espejo
 

 

 

 

 

 

 

 

 





Se fue la octava fecha del apertura

12 10 2009
Leo tiene una prueba muy dificil, que River gane algún partido

Astrada tendrá que afrontar una prueba muy dificil: sacar a River de este negativo panorama.

La finalización de la octava fecha del torneo Apertura dejó puntos salientes para remarcar. Uno de los hechos más importantes fue la nueva derrota de River. El verdugo de turno esta vez resultó ser Independiente, quien lo venció por 3 a 1. El club de Nuñez estrenaba el segundo ciclo en la conducción técnica de Leonardo Astrada. Sin embargo, la motivación en los jugadores por tener un técnico nuevo no resultó efecto.  River cada vez juega peor. Un equipo intrascendente, sin actitud y con graves problemas defensivos, son algunos de los problemas que tendrá que solucionar el nuevo entrenador. Poco a poco,  River  se va  acercando a la promoción y, por el momento, no se vislumbran cambios en el juego y mentalidad de sus futbolistas.  Por otro lado, el equipo del Américo Rubén Gallego, que  ganó luego de 13 años en el Monumental, quedó a un punto de los líderes del torneo (Vélez y Estudiantes) y se va perfilando como un posible protagonista en la punta de la tabla.

Por otra parte, Boca Juniors  le ganó por 2 a 1 a Racing. Con ese triunfo, el equipo dirigido por Alfio Basile consiguió su segunda victoria consecutiva en el certamen y,además, provocó la renuncia de Caruso Lombardi, quien decidió dar un paso al costado, debido a una serie de malos resultados. En su reemplazo asumió Juan Barbas, quien tendrá la difícil tarea de hacer jugar bien al equipo de Avellaneda y conseguir puntos para que el “fantasma” de la promoción no lo vuelva a perseguir.

Los demás resultados de la fecha fueron: Tigre 2 Huracán 2; Banfield 1 Atlético Tucumán 1; Godoy Cruz 1 Newell´s 1; Colón 4 Arsenal 1; Vélez 1 Argentinos 0; Chacarita 0 San Lorenzo 2; Rosario Central 1 Gimnasia de La Plata 1 y Estudiantes 1 Lanús 1.

Por Adrián García Rodríguez